Web Content Viewer

Actions
Fotografía que muestra a dos motociclistas sobre carretera

Excitativa también va para otros conductores

Policía de Tránsito insta a comerciantes y clientes a ser más comprensivos con motociclistas que hacen entregas

October 9, 2020 / Dirección de Relaciones Públicas

Si un fenómeno positivo ha generado la pandemia por Covid-19 en el país, ha sido las oportunidades de trabajo para quienes hacen servicios a domicilio, principalmente en motocicleta. La situación, asimismo, genera presión hacia estos trabajadores para que hagan entregas en el menor tiempo posible y esto potencia las posibilidades de un accidente.

 

El Director General de la Policía de Tránsito. Lic. German Marín Sandí advirtió que, con corte al 30 de setiembre, 73 motociclistas habían perdido la vida en carretera, lo que la convierte, al igual que ocurre año tras año desde el 2014, en el vehículo más mortal en carretera, no siendo la excepción en el 2020. El 34% de los 213 muertos en carretera iban en motocicleta.

 

“La pandemia nos vino a cambiar la vida a todos, lo que no cambia es la mortalidad de motociclistas en carretera y si bien la culpa puede ser de ellos mismos, en otras ocasiones hay variables que influyen en los decesos, más si son motociclistas que hacen entregas a domicilio. La presión de sus patronos o de los negocios que trabajan con ellos y de los clientes que quieren su exprés lo antes posible juega en contra de estos trabajadores, pues los impulsa a cometer faltas y conductas imprudentes en carretera”, resumió Marín.

 

En la línea de su planteamiento, el funcionario insta a empresarios y clientes a ponerse en los zapatos de estas personas que si bien se han visto beneficiados por un aumento exponencial de la demanda de sus servicios, justamente porque más gente teletrabaja, menos gente quiere exponerse a contagios saliendo de compras o a comer y algunos no pueden salir por la restricción sanitaria, ese aspecto económico positivo para ellos, les representa un riesgo laboral al querer entregar lo antes posible o ser presionados en ese sentido.

 

Incluso, otra variable en contra se ha sumado en estos días, como lo son los bloqueos en carretera que obliga a estos trabajadores a realizar maniobras para poder continuar su camino, pese a que hay carreteras cerradas.

 

“Seamos razonables con los tiempos de entrega, claro que todos queremos comernos el almuerzo caliente, pero no olvidemos que el microondas puede solucionar una comida fría, la muerte de un motociclista que se salta un alto, conduce contravía o abusa de la velocidad para entregar un pedido, no se repone de ninguna manera. Detrás de cada entrega hay un rostro humano y una familia, debemos ser más empáticos”, agregó el funcionario.

 

De igual manera, se solicita a otros conductores que respeten a estos actores viales y, de ser posible, correrse un poquito para que las motos puedan pasar en zonas donde el tránsito es lento, es un gesto que bajo el contexto explicado tiene sentido y es de gran valor solidario.

 

Finalmente, Marín también insta a todos los motociclistas a ser más prudentes, hacerse visibles con la luz de la motocicleta siempre encendida, como lo dice la Ley de Tránsito, portar chaleco o una cinta reflectante de la luz y llevar el casco bien puesto. De igual manera, se les pide no adelantar por la derecha, no abusar de la velocidad y respetar el señalamiento vial y los semáforos. No recargar la motocicletas con paquetes ni con mucho peso también es fundamental para evitar inestabilidad al conducir.